Now Reading
Microtraumatismos repetitivos de mano y dedos
0

Microtraumatismos repetitivos de mano y dedos

by SOCIOS CHILEPREVENCION14 septiembre 2021
Planes Anuales

La mano y los dedos son la herramienta de trabajo más importante de nuestro organismo.

La naturaleza nos ha dotado de una complicada estructura formada por huesos que se articulan entre si, unidos por múltiples ligamentos que forman estructuras a través de las que pasa tendones que van a insertarse en salientes óseos o huesos accesorios de las falanges produciendo la gran amplitud de movimientos de los que están dotadas las manos.

Recuerdo anatómico

La complejidad de las estructuras de la mano hace difícil resumir la anatomía de la misma, solo recordaremos algunas de las articulaciones que la forman, remitiendo al lector a un tratado de anatomía para un análisis más profundo.

Huesos de la mano

Carpo

Está formado por 8 huesos cortos dispuestos en dos hileras: una proximal y otra distal.

· Hilera proximal: está integrada de fuera a dentro por: escafoides, semilunar, piramidal y pisiforme.

· Hilera distal: está formada de fuera a dentro por: trapecio, trapezoides, hueso grande y hueso ganchoso.

Metacarpo

Está formado de fuera a dentro por 5 huesos: 1º, 2º, 3º, 4º y 5º metacarpiano. Cada metacarpiano es un hueso largo que muestra para su estudio 3 partes: extremidad proximal o base (que se articulación con los huesos del carpo), diáfisis y extremidad distal o cabeza. Existen 3 metacarpianos que muestran una apófisis donde se insertan m.: 2º, 3º, 5º. Microtraumatismos repetitivos: estudio y valoración del

Dedos

El esqueleto de los dedos está formado por unos huesos cortos llamados falanges. En los huesos 2º, 3º, 4º y 5º hay 3 falanges (1ª, 2ª y 3ª falange), pero en el pulgar sólo hay 2 falanges: la proximal y la distal.

Articulaciones de la mano

Articulación carpo-metacarpiana del pulgar: Se realiza entre el trapecio y el primer metacarpiano. Es una articulación en silla de montar con 2 ejes de movimiento: transversal (flexión-extensión) y antero-posterior (abducción – adducción). Como la cápsula es muy frágil se puede realizar el movimiento de oposición del pulgar en virtud del cual el pulgar toca los otros 4 dedos por separado o conjuntamente. Este movimiento sólo lo tiene la especie humana y gran parte de su progreso de debe a él.

Articulaciones metacarpo-falángicas: Se forman entre la cabeza de los metacarpianos y la 1ª falange de los dedos. Son esféricas y en ellas se realizan los siguientes movimientos: transversal (flexión-extensión), antero-posterior (separación-aproximación). También hay un movimiento de rotación, pero no hay músculo para eso.

Músculos de la mano

En la mano hay 3 grupos de músculos: músculo de la eminencia tenar, que son los relacionados con el pulgar y lo mueven. Músculo de la eminencia hipotenar, que son los relacionados con el meñique y lo mueven. Músculo de la región palmar media, que están en la zona intermedia cercana a los metacarpianos.

Abductor corto del pulgar

Va desde escafoides y ligamento ventral del carpo hasta la 1ª falange

Oponente del meñique

Se origina en los huesos del carpo (ganchoso) y se inserta en la parte interna del 5º metacarpiano. Su movimiento hace que el meñique se oponga a cada uno de los dedos por separado o en conjunto. Este movimiento., junto con el oponente del pulgar son fundamentales para el movimiento de la mano. Permiten realizar la pinza de la mano.

Abductor del meñique

Se origina en los huesos del carpo y se continúa con un tendón que se inserta en la 1ª falange del meñique. Nota: en la mano y el pie los movimientos se toman en relación al eje del 3º y 2º dedo respectivamente.

Flexor corto del meñique

Se origina en los huesos del carpo y se inserta en la 1ª falange del meñique.

Interóseos

Son 7, 4 dorsales y 3 ventrales. Se llaman así porque rellenan los espacios interóseos que hay entre los metacarpianos. Se insertan por un tendón que pasa por delante de la articulación metacarpofalángica de cada dedo trifalángico (el pulgar no) y por detrás de las articulaciones interfalángicas. Los interóseos flexionan la 1ª falange y extienden la 2ª y 3ª (comadrona).

Lumbricales

Son 4. Se originan en los tendones del m. flexor común profundo de los dedos y sus tendones se continúan con los de los m. interóseos. Tienen la misma función que los interóseos (flexión de la 1ª falange y extensión de la 2ª y 3ª).

Dedo en gatillo

Se produce por la inflamación de la vaina del tendón de un dedo, el movimiento de este provoca una crepitación (sensación similar a aplastar nieve).

Es la forma más común de tendinitis de los flexores. Es un síndrome compresivo del tendón flexor de los dedos a nivel de la articulación metacarpofalángica. El tendón está inflamado y pasa con dificultad por la corredera metacarpofalángica. La denominación de dedo en resorte se debe a que al extender el dedo, este realiza un movimiento semejante a un resorte. Su presentación es más frecuente en adultos, afectándose principalmente el 4º y 3º dedo.

Se asocia a la utilización de herramientas manuales con bordes duros y cortantes o con mangos desproporcionados para las dimensiones de la mano del usuario.

Lesiones por compresión o golpe directo

En muchas ocasiones las manos son utilizadas como herramientas contundentes, como martillos para finalizar montajes ejecutando con ellas golpes en zonas duras. Estos golpes repetidos pueden afectar a estructuras internas sobre tomo nerviosas. Así el golpe con la cara palmar puede afectar directamente al mediano y el golpe con la cara interna puede provocar una neuritis cubital.

Por otro lado, en la cara anterior de la mano se encuentran estructuras nerviosas y vasculares para la mano y dedos.

En estas zonas, así como en los laterales de los dedos se producen con facilidad compresiones que son debidas al apoyo directo de herramientas como tijeras, alicates, etc. Esta compresión disminuye la irrigación e inervación de la zona provocando lesiones en palma y dedos caracterizadas por alteraciones de la sensibilidad de la zona afectada que puede tardar mucho tiempo en recuperarse y que exige un inmediato cambio de actividad.

Síndrome del dedo blanco. Síndrome de Reynaud

Las herramientas manuales, están basadas en motores que giran a elevadas velocidades. En estas condiciones la mano es junto con los elementos de la propia herramienta la que absorbe gran parte de las vibraciones provocadas por el motor. Las vibraciones provocan la vasoconstricción (cierre) de los vasos de pequeño calibre de los dedos de la mano, este efecto se amplifica con el frío.

La falta de riego en las zonas distales de los dedos provoca una palidez que da nombre al síndrome (Dedo blanco). En las ocasiones más extremas este efecto causa una auténtica necrosis distal siendo necesaria en algunas ocasiones la amputación de estas zonas.

Aparece pues en trabajos en los que se trabaja con herramientas que vibran como martillos neumáticos, sierras de cadena, amoladoras, etc.

Descarga Prevapp de Chileprevencion
About The Author
SOCIOS CHILEPREVENCION
INGENIERO EN PREVENCIÓN DE RIESGOS